Hay varias preguntas sobre Judas, el Padre Sam las responde en este corto video.

3 Comentarios

  1. No me gusta el título de este artículo, y tampoco el video..

    Si de alguien tenemos la certeza de que está en el infierno (probablemente del único, salvo quizás del rico epulón) es del destino de Judas. EL MISMO MAESTRO le dijo “Judas, más te valiera no haber nacido”. ¿Cómo puede la segunda persona de la Santísima Trinidad decir eso a alguien que va a ir finalmente al Cielo?… alguien que va al Cielo le merece la pena SIEMPRE haber nacido. Es más, otras revelaciones de las prostimerías aparecidas en esta web (la carta de la amiga alemana) dice que es frecuente en las almas del infierno maldecir el hecho de haber nacido… ¿PUEDE ESTAR MÁS CLARO?

    Es la manía de hoy, es la falsa misericordia, es ir contra lo establecido… que tenemos lástima y simpatía por Caín y por Judas, ya que todo el mundo se mete con ellos. GRAN ERROR. Si pensamos que una supuesta frase de Faustina Kowalska (que estuvo en el Índice de libros prohibidos durante Pio XII) es superior a una afirmación INAPELABLE de nuestro Señor Jesucristo (“Judas, más te valiera no haber nacido”), entonces estamos algo perdidos.

    Muchos hemos tenido alguna vez esta duda respecto al destino de Judas, el traidor. Pero después de reflexionar, la frase del Maestro es incontestable… a no ser que pensemos que las afirmaciones tajantes de Jesucristo son relativas y pueden cambiar frívolamente.

    Sin embargo, según dice Ana Catalina Emmerick (otra revelación privada), el hecho del infierno y muchos detalles de ese lugar de penurias están en realidad llenos de la Misericordia Divina… Sí, por muy horrible que sea ese lugar, el destino de las almas que allí están podría ser muchísimo peor, y miles de detalles de su horrible existencia están en realidad llenos de Su Misericordia. La propia carta del alma en el infierno que se publicó aquí decía que la mujer condenada murió prematuramente para que no siguiera pecando y su castigo no fuera muchísimo peor… puede que ese fuera el caso de Judas, que incluso en su condena en el infierno Dios tuvo gran misericordia con él.

    ¿Cómo un sacerdote puede ignorar las palabras de nuestro Señor mientras invoca una supuesta revelación privada de hace pocos años y con una gran carga post-conciliar de exagerar la misericordia –verdadero problema de la Iglesia actual–?

  2. Esto dice Ana Catalina Emmerick de la última cena con Judas (los sentimientos de Jesús y de la Virgen María de dolor ante la traición de Judas no son compatibles con alguien que se va a salvar y finalmente ir al Cielo… su dolor es más cercano al hecho de que Judas iría al infierno):

    “Vi a Jesús en la cena y el indecible dolor que sintió a causa de la maldad de Judas. Vi que de buen grado habría padecido todavía mayor martirio con tal de que Judas no le entregara. También su divina Madre había amado mucho a este apóstol y le había hablado muchas veces, instruyéndolo y dirigiéndolo. Esto fue lo que más le dolió. Vi que le lavó los pies con infinito amor y dolor, y que le dio el bocado de pan y le miró amorosamente. Le saltaban las lágrimas y se le apretaban los dientes por la violencia del dolor. Vi a Judas llegarse a Él y a Jesús darle a comer su propia carne y sangre, y decirle con dolor infinito: «Lo que has de hacer, hazlo pronto». Luego vi que Judas se volvió atrás y salió de la sala. Siempre vi al Señor aquí traspasado por nubes, colores y rayos de infinito dolor.”

    Luego sobre la desesperación de Judas Ana Catalina escribe ésto (merece la pena leerlo):

    https://www.info-catolica.com/libros-y-audiolibros/la-pasion-de-cristo-21-visiones-de-ana-catalina-emmerich-desesperacion-de-judas-audio-y-lectura/

    No hace mención de si está en el infierno, pero las palabras del Maestro son incontestables (“Judas, más te valiera no haber nacido”).

Comments are closed.