Ya tenemos un nuevo incendio…esta vez en la Catedral de Florida…y ya van…muchos, que a modo de goteo se van distribuyendo a lo largo y ancho de la geografía mundial. Y pasan relativamente desapercibidos porque la opinión pública tiene interés en silenciarlo. No tomaremos conciencia del problema hasta que no nos toque el problema de cerca o se un fenómeno más generalizado y tal vez imparable.
La catedral quedó sensiblemente dañada con los bancos del templo siendo presas de las llamas y con las paredes quemadas. Igualmente la catedral sufrió diferentes desperfectos causados por el humo y el fuego.

Los bancos del templo fueron incendiados y se encuentran inservibles la gran mayoría de ellos, mientras que las llamas quemaron las paredes del santuario y el edificio sufrió daños por el humo.

Según informan fuentes diocesanas diócesis, a pesar de los desperfectos ninguna personas resultó herida, mientra que está llevando a cabo una investigación a fondo para esclarecer lo sucedido.

Todo apunta a que fue un incendio provocado, la pregunta es ¿por quién? y sobre todo ¿por qué? y si son hecho aislados u obedecen a un plan trazado de cristofobia para que la gente se vaya acostumbrando a estos hechos como algo normal. En cualquier caso pedimos oraciones por la Iglesia perseguida, especialmente por los países en donde nuestros hermanos se juegan la vida, pero también por estos ataques contra la casa de Dios en el mundo occidental.

1 Comentario

Comments are closed.