Dime a quien no puedes criticar y te diré quien manda. Hoy en día si defiendes a Dios antes que a los hombres estás llamado a ser perseguido, ridiculizado, agredido o a perder el trabajo como en el caso que les contamos a continuación.

Un trabajador de Ikea, en Cracovia (Polonia), demandó a la empresa tras ser despedido por escribir en una red interna de la compañía una cita bíblica contraria a las acciones homosexuales.

La compañía de muebles expulsó ipso facto a Tomasz diciendo en una nota de prensa que la causa del despido fue citar textos del Antiguo Testamento sobre el destino eterno de las personas homosexuales, algo que según ellos hiere los derechos y la dignidad de los LGBT+

Por su parte el abogado de Tomasz afirma que su defendido solo ejercía su derecho de defender sus creencias religiosas.

Recordemos lo que dice al respecto San Pablo en la carta a los Corintios:

¿No sabéis que los injustos no poseerán el reino de Dios? No os engañéis: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los sodomitas, ni los ladrones, ni los avaros, ni los ebrios, ni los maldicientes, ni los rapaces poseerán el reino de Dios.”