Recientemente tuvo lugar en la India la beatificación de la religiosa Rani María Vattalil, asesinada vilmente en 1995, y más de 20 años después ha llegado a ser la primera mujer india beata tras el martirio. A la ceremonia asistieron más de 10.000 personas  y cuatro cardenales.

Lo más noticiable es que entre los presentes estaba Samunder Singh, quien asesinó a esta religiosa tras darle 54 puñaladas. El criminal se arrepintió de su acto execrable y fue perdonado por el entorno de la mártir. Ahora, una vez que salió de la cárcel, después de 22 años está muy integrado en la familia. “Estoy muy feliz de que Rani fuese proclamada mártir”, dijo lleno de alegría su asesino.

Un caso impactante que recuerda a la conversión del asesino de María Goretti, quien estuvo presente en la ceremonia de canonización de la santa.

NO SE PIERDA TODA LA INFORMACIÓN DE LA NOTICIA EN ESTE VÍDEO DE HM TELEVISIÓN.