Hoy recordamos el día que el Christopher Hitchens pidió arrestar el Papa Benedicto XVI. La petición la hizo con el apoyo de Richard Dawkins (etólogo, zoólogo, teórico evolutivo y escritor de divulgación científica). Ambos planearon llevar al papa Benedicto XVI a juicio por crímenes contra la humanidad. Arrestar al Papa por los motivos aludidos sin ninguna prueba es algo realmente inadmisible y sin ningún fundamento, un brindis al sol, que por supuesto nunca se llevó a cabo.

El odio de los enemigos de la fe no es algo nuevo y se ceban en la figura del Papa por lo que representa. En esta entrevista intenta en vano explicar los motivos por los cuales se debería arrestar al que entonces era el Papa, Benedicto XVI. Sus argumentos no tienen ni pies ni cabeza.

NO SE PIERDAN EL VÍDEO