En su herético libro «Un judío marginal» el pseudo teólogo de la Compañía de Jesús John P. Meier defiende la aberración de decir que Nuestro Señor tuvo hermanos y que María no fue Virgen y además niega la posibilidad de los milagros, algo que contradice lo que enseña la Iglesia.

No hay que hacer ningún caso a estos teólogos modernistas, ávidos de novedades que desbarran en materias de fe y moral, poniendo en peligro a los que no están bien formados o flaquea su fe.

El dogma de la Perpetua Virginidad se refiere a que María fue Virgen antes, durante y perpetuamente después del parto.Ella es la Virgen que concebirá y dará a luz un Hijo cuyo nombre será Emanuel” “La profundización de la fe en la maternidad virginal ha llevado a la Iglesia a confesar la virginidad real y perpetua de María incluso en el parto del Hijo de Dios hecho hombre. En efecto, el nacimiento de Cristo “lejos de disminuir consagró la integridad virginal” de su madre. La liturgia de la Iglesia celebra a María como la ‘Aeiparthenos’, la ‘siempre-virgen’.”

La virginidad de María manifiesta la iniciativa absoluta de Dios en la Encarnación. Jesús no tiene como Padre más que a Dios (cf. Lc 2, 48-49). “La naturaleza humana que asumió no le ha alejado jamás de su Padre […]; Uno y el mismo es el Hijo de Dios y del hombre, por naturaleza Hijo del Padre según la divinidad; por naturaleza Hijo de la Madre según la humanidad, pero propiamente Hijo del Padre en sus dos naturalezas” (Concilio del  Friul, año 796: DS, 619).

 

1 Comentario

  1. Supongo que el ¿Papa? actual pronto le hará Obispo…, y hasta Cardenal.
    Al fin y al cabo, SE TRATA DE AUMENTAR LA CONFUSIÓN DENTRO DE LA IGLESIA, para que los fieles católicos no sepan a que atenerse…

Comments are closed.