¿Adivinen qué? Las fotografías que ven son de religiosos y religiosas que están siendo capturados en Estados Unidos. ¿El delito? Defender a los más vulnerables: los #inmigrantes, especialmente a los niños. Así es, cada vez más serás perseguido por hacer el bien, por defender la justicia.

394 millones de cristianos en el mundo viven actualmente en países de persecución y discriminación. Los cristianos perseguidos deben saber que no están solos y que cuentan con nuestra oración para que puedan perseverar en la fe y mantener su testimonio de fidelidad incondicional a Cristo.

Pidámosle a Cristo Resucitado que interceda por nuestros hermanos cristianos perseguidos para que les fortalezca en la fe, especialmente en las dificultades y para que sigan siendo testimonio vivo del Evangelio.

Que el Señor vele también por la Iglesia católica en su labor fundamental de sostener a sus hijos y dar a conocer el Evangelio en todos los rincones del mundo.