Durante la II guerra mundial en las ciudades japonesas de Hirosima y Nagasaki fueron bombardeadas por el ejercito estadounidense con bombas atómicas, que destruyeron todo lo que se encontraban a su paso… o no? Los miembros de dos comunidades de misioneros que vivían cerca del lugar del impacto sobrevivieron sin ningún tipo de herida ni secuela radioactiva, impresionante documento histórico. http://es.gloria.tv/?media=408364