Una mujer que sea buena mamá también va a ser buena esposa, porque va todo relacionado, y esa es la Voluntad de Dios. Entonces a las mujeres que están escuchando eso, pensar si realmente valoran la maternidad, si realmente valoran ese don que Dios les ha dado. A los hombres que están escuchando esto, si valoran a sus esposas, o a sus madres, o a sus hijas que quizás sean ya madres. Tenemos todos que darle importancia a esa gran tarea de ser mamá, todos tenemos una mamá, todos les debemos tanto a nuestra mamá.