Recordamos un hecho lamentable que tuvo lugar en Bégica el año 2017. La catedral de San Miguel y Santa Gúdula en Bruselas, capital de Bélgica, acogía una conmemoración conjunta católico-protestante de la «reforma» iniciada por el heresiarca Lutero. Cuando tomó la palabra el pastor protestante, un grupo de jóvenes católicos empezaron a rezar el Rosario, hasta que llegó la policía y los hecho fuera de la Iglesia.

Comentario: Diríamos que es imposible, pero lo hemos visto. En una Catedral Católica, se ha echado fuera a unos jóvenes que rezaban el Rosario. Conmemorando la ”reforma” protestante, al tocarle predicar al pastor, los jóvenes comenzaron a rezar el Rosario, pronunciándose así en defensa de su fe Católica. Dirán algunos: ”Ah, claro, es que rezaron cuando no tocaba, interrumpieron mal educadamente al pastor”. Miren…, esto en teoría era una celebración ecuménica y; ¿Cómo les sentó que se rezara el Rosario? No muy bien. Unos con medias sonrisas pensando: ”Están locos”.

Otros diciéndoles que se callaran… Bien decía San Luis María Grignion de Montfort; ”Siempre se ha observado que los que llevan la señal de la reprobación -como los herejes, impíos, orgullos y mundanos- odian y desprecian el avemaría y el rosario”. ”Los herejes aprenden a rezar el padrenuestro, pero no el avemaría ni el rosario. A éste lo consideran con horror. Antes llevarían consigo una serpiente que una camándula”. Podría el pastor haber tomado como acto ecuménico el gesto de estos jóvenes, pero no. Porque para ellos el ecumenismo no es aceptar nada de la Iglesia Católica, es que se les alague, que se les piropeé, que se les diga que ya no son herejes, que su religión es buena, que Lutero fue un hombre valiente y amable, que no hay Iglesia verdadera o falsa, que todo es lo mismo…eso es el ecumenismo para ellos, seguir ignorando la fe Católica y con cara de corderitos ir protestantizando la Iglesia Católica.

Quieren que toleremos sus rezos, pero los nuestros no los toleran, son una ”falta de respeto”. Estos jóvenes son verdaderos valientes, amantes de la Santísima Virgen y defensores de la Iglesia Católica, la única y verdadera fundada por Cristo. Bien hicieron en salir al rescate de su Iglesia, en parar la situación y expresar su fe. Así como San Nicolás interrumpió el Concilio, para abofetear a Arrio por estar diciendo viles mentiras, ellos tan solo pusieron en práctica lo que sería un verdadero acto ecuménico, rezar el Rosario todos juntos. Este es hogar Católico, y aquí se reza el Rosario.

Los Católicos amamos a los protestantes, pero aborrecemos el protestantismo. No podemos celebrar lo que para la Iglesia fue un gran cisma, un inicio de guerras, una división, un movimiento de destrucción. ¿Hubiesen llamado a la policía, si un grupo de jóvenes protestantes se hubiera puesto a cantar una canción protestante? Creo que todos se hubiesen unido al coro, hasta el pastor… Católico, defiende tu Iglesia. Se valiente, pese a que el mundo te llame loco, fanático, endemoniado, odiador…también Jesucristo fue llamado así. Si no defendemos lo que es nuestro, nos lo arrebatarán.

¿Te atacan por practicar la verdadera devoción a la Virgen María? San Luis María Grignion de Monfort te dice: ”Pero ¡qué importa! ¡Tanto mejor! ¡Esta perspectiva me anima y hace esperar un gran éxito, es decir, la formación de un gran escuadrón de aguerridos y valientes soldados de Jesús y de María, de uno y otro sexo, que combatirán al mundo, al demonio y a la naturaleza corrompida en los tiempos –como nunca peligrosos– que van a llegar!”. Insisto, amamos a los protestantes, y como los amamos, queremos exhortarlos a todos a recapacitar para que puedan volver a la Santa Iglesia Católica. La Iglesia que se merecen. La Iglesia donde deben estar todos los protestantes buenos y piadosos que tienen ganas de amar a Dios y seguir a Jesucristo. CATÓLICO, DEFIENDE TU FE. HABLA, NO TENGAS MIEDO. SE NECESITAN VALIENTES COMO ESTOS CHICOS.

También te puede interesar...

Artículo anteriorEl Arzobispo de Louisville tiene cáncer y pide oraciones
Artículo siguienteNo seas tonto católico: escribir Amén en facebook no hace caer el dinero del cielo
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica