El demonio reveló a Aleister Crowley (Líder de la “Ordo Templi Orientis”), y a Anton LaVey (Fundador de la “Iglesia de satán”) en las épocas correspondientes:

“Sellen y marquen y aten y roben esas almas inmundas con tatuajes y anillos y laceraciones en el cuerpo. Háganlo valiéndose de los medios de comunicación y la manipulación de la mente. Háganlo ya, lo he dicho a mis masones en todo el mundo, ya lo he dicho, mi reino debe implantarse en toda la humanidad y este es un medio aunque pequeño, pero poderoso; que se tatúen los jóvenes y usen anillos en sus cuerpos. Así me burlo de su creador y de su inmundo hijo. Pero mi plan es más amplio: así los preparo para marcarlos con mi sello poderoso donde no se podrán sustraer y cuando llegue ese momento ellos quedaran bajo mis redes inmundas y se dejaran sellar y marcar fácilmente en la mano o en la frente.  
Los tatuajes son remedos a la Creación de imagen y semejanza de Dios y quien los hace se burla de su Dios, que no le gusta que lo que Él ha creado sea transformado ni desfigurado, pero mis discípulos en el mundo les hacen ver a los jóvenes que eso es algo lindo y hermoso y los hace valorar más en su personalidad y ellos piensan que son distintos a los demás por usar eso. ¡Qué idiotas!

También te puede interesar...

Artículo anteriorMessi da de comer a las personas necesitadas en su restaurante de Rosario
Artículo siguienteMuere de hambre y de sed Lambert. Recemos por su alma
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica