La administración de Trump está considerando definir el género sólo como masculino y femenino, definido por la condición biológica e inmutable al momento de nacer. La decisión, si se aprueba en el Congreso, sería una acción definitiva para revertir las medidas adoptadas por la anterior administración de Barack Obama, que amplió el concepto legal de género en programas federales, publica NY Times.