Los milagros existen. Los modernistas y racionalistas lo niegan y buscan siempre una explicación natural para negar el poder de Dios. Los milagros no son cosas exclusivas del pasado, se siguen dando hoy. Incluso podemos conocer a personas curadas milagrosamente de enfermedades incurables, sin ninguna explicación natural. Es el caso de TERESA MUNNÉ, curada milagrosamente de un cáncer en Lourdes en 1979 como así lo atestigua 10 años más tarde el arzobispo emérito de Tarragona Mons. Josep Pont i Gol.

Teresa Munné estaba deshauciada por los médicos. Tenía un gran tumor en la espalda purulento que desprendía mal olor. Mujer de profunda fe, fue a Lourdes y allí en las piscinas le desapareció por completo el tumor dejando una marca en forma de cruz como pueden apreciar en la fotografía y desprendiendo buen olor.

Teresa ha pedido rezar el Santo Rosario en acción de gracias por tan portentoso milagro del que ella y numerosos testigos pueden dar fe.