Tal y como indica Avvenire, el periódico de los prelados italianos, es el presbítero número 13 que es asesinado en 2019 en todo el mundo y el segundo en Nigeria.

En la madrugada del 1 de agosto un grupo de hombres armados asaltaron y dispararon a un sacerdote nigeriano. Se trata del padre Paul Offu, párroco de San Giacomo il Maggiore, Ugbawka, en la Diócesis de Enugu.

Dicha diócesis – encargada de dar la noticia a través de su página de Facebook – ha señalado a través de un post que los presuntos autores del delito podrían ser musulmanes de la etnia Fulani, quienes dispararon al sacerdote, que iba en su auto y no se detuvo ante la amenaza de los hombres armados.