Ahora su madre una vez que han pasado casi 13 años desde su muerte habla de los numerosos testimonios que les llegan. En una entrevista con la Agencia SIR asegura que “los recibimos de personas que se han convertido o se han acercado a la fe después de muchos años en Asia, África, Australia, Estados Unidos, América Latina o Europa. Es algo extraordinario, veo los frutos de lo que ha hecho a pesar de haber vivido sólo 15 años”.

Antonia Salzano recuerda que desde que hizo la Primera Comunión, Carlo no faltó ni un solo día a misa ni dejó de hacer Adoración hasta su misma muerte. “Si viajábamos era una preocupación para él encontrar una iglesia cerca del hotel”, cuenta.

MÁS NOTICIAS DE CARLO ACUTIS

Hallan el cuerpo incorrupto de un joven en proceso de canonización: lleva intacto desde 2006

 

Nos encomendamos al venerable Carlo Acutis, gran entusiasta de las webs católicas