Carlos Alberto Giraldo es un joven colombiano, quien no se interesaba en Dios y vivía de fiesta en fiesta, luego de una extraña enfermedad muere, visita el infierno, cruza el purgatorio y conoce un poco del cielo y ve a Jesucristo. Es regresado a la vida y tiene una sanación milagrosa y hoy tiene un hermoso apostolado en el que alimenta a ancianos necesitados.