Sermón magistral del Santo Cura de Ars sobre el poder de la oración sobre el demonio.

También te puede interesar...

Artículo anteriorSAN AGUSTÍN un poema de Andrés García-Carro
Artículo siguienteLa Virgen abofetea a un joven que le iba a escribir con una pluma robada y este se convierte
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica