Aunque es altamente improbable, pues todo apunta a que el universo está pensado para el hombre en el infinito designio amoroso de Dios, no sería incompatible que Dios en su infinitud hubiese creado otros mundos y que hubiese considerado necesario revelarlo. Dejemos que el Padre Nuñez lo explique de forma sencilla y breve.

El Padre Pedro Núñez responde a múltiples preguntas en el programa “Conozca Primero su Fe Católica” de EWTN.