Les ofrecemos un breve fragmento de la impactante conversación de un exorcista con Belcebú, en donde el propio ser infernal reconoce la gravedad de que una mujer seduzca a un sacerdote para hacerle perder su vocación. Sin ahondar en más detalles después de estas dos preguntas esenciales les animamos a rezar mucho por la pureza y perseverancia de los sacerdotes con una bellísima oración.
¿Las mujeres que seducen a los sacerdotes?
La mayoría de las veces son ellas sí y tienen una responsabilidad aún mayor … son muy conscientes de que este es un sacerdote católico y qué abundancia de bendiciones da a la Iglesia … no queremos hablar más…
¡Debes decir lo que desea la Santísima Virgen!
Saben qué abundancia de bendiciones tiene el sacerdote y cuán importante es su función. Es por eso que no deberían merodear a su alrededor. Seducir a un sacerdote es un pecado grave, muy grave, cuyo castigo no estará muy lejos. Por lo tanto, cuando estos sacerdotes se casan … muchos se hunden casi de inmediato en la desgracia. Pondremos esta idea en sus cabezas, entre otras: “¡Si tomas a esta” mujer soñada “, tendrás una parte del cielo!”
Oración para pedir la virtud de la castidad para los sacerdotes y las personas consagradas

Padre Omnipotente, en nombre de Tu único Hijo, Nuestro Señor Jesucristo en unión con el Espíritu Santo y a través de la intercesión de la Santísima Virgen María quiero pedirte por todas las personas que por amor a Ti han decidido vivir una vida pura y casta y ofrecerte sus vidas y todo su ser como un regalo.Ayúdales, Padre Nuestro, Tu nuestro Creador, sabes aún mejor que ellos mismos lo que significa la sexualidad y la atracción sexual en la vida de cada persona. Es un instinto del ser humano, un instinto que nos diste para la conservación de la especie y que Tú tomas como regalo cuando alguien decide vencer ese instinto y ofrecerte su vida, su cuerpo, su mente, su voluntad, en una palabra todo su ser; para ponerlos a Tu servicio. Sabemos que los que lo logran Tú los premiarás con la corona de la virginidad, que serán los primeros en entrar al cielo y que los puros de corazón serán los que podrán verte y adorarte durante toda la eternidad.

El precio que hay que pagar es muy alto y Tú lo sabes mejor que nosotros mismos; por eso lo aprecias tanto. Tu has prometido que Tu gracia les basta, pero hazlos sabios para saber como lograrlo y como protegerlo y sobre todo como no dejarse engañar por el demonio, ya que el considera el lograr robarles esta perla; como uno de sus más grandes triunfos. Todo esto Te lo pido en nombre de Nuestro Señor Jesucristo, Tu Hijo, la pureza y la castidad personificada. Amén

Religión La Voz Libre

NO SE PIERDA ESTA NOTICIA RELACIONADA