El líder de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa, acaba de anunciar que hay un sector de la Iglesia que quiere obligar a Francisco a dimitir porque no les gusta el rumbo que está tomando la Iglesia tras su pontificado.

“Hay gente tanto de dentro como de fuera de la Iglesia que quieren que el Papa Francisco renuncie a su pontificado como hizo Benedicto XVI, pero el pontífice no lo hará, está dispuesto a seguir en el pontificado hasta el final” asegura el P. Arturo Sosa, superior general de los jesuitas y conocido popularmente desde hace siglos como el “Papa negro”.

Según él existe un supuesto complot tradicional ultraconservador contra Francisco que además de obligarle a renunciar quiere ya quiere empezar a influir en la elección del próximo Papa, haciendo todo lo posible para que el próximo Pontífice no siga por las sendas que está marcando que Francisco”. Quieren un Papa mucho más conservador.