Tras una breve y cruel enfermedad, Paola Bonzi, conocida activista provida, fundadora de los Centros de Ayuda a la Vida de Milán y que evitó la muerte de más de 22.000 niños, murió recientemente mientras se encontraba de reposo en Brindisi con su esposo.

Ciega desde muy joven se dedicó con entusiasmo a ayudar a los niños discapacitados. Tras ley del aborto del 78 en Italia se dedicó en cuerpo y alma a la causa provida. Creó el primer Centro a favor de la vida en 1984 en la clínica Mangiagalli, y luego vinieron otros muchos, realizando una grandísima labor y dando ejemplo al mundo de lo que puede hacer una personas ciega por amor a Cristo. Descanse en paz. Y pedimos plegarias por su alma.

ORACIÓN POR SU ETERNO DESCANSO

Padre santo, Dios eterno y Todopoderoso, te pedimos por Paola, que llamaste de este mundo.

Dale la felicidad, la luz y la paz. Que él, habiendo pasado por la muerte, participe con los santos de la luz eterna, como le prometiste a Abraham y a su descendencia.

Que su alma no sufra más, y te dignes resucitarla con los santos el día de la resurrección y la recompensa.

Perdónale sus pecados para que alcance junto a Ti la vida inmortal en el reino eterno.

Por Jesucristo, Tu Hijo, en la unidad del Espíritu Santo.

Amén.

(Rezar un Padrenuestro y un Ave María)

Dale, Señor, el descanso eterno y brille para él tu luz (3x).