Manuel Bernal era un joven católico inquieto y pensó… “Un cristiano no puede estar en el sofá viendo la vida pasar”. En un retiro Manuel sintió que tenía que hacer algo por difundir la fe y no avergonzarse de ella. Cuando llegó a casa y buscó por internet si existían marcas de ropa con mensaje católico y sorprendentemente no encontró ninguna.

Tras hablar con su hermana Susana, dieron forma a la idea poco a poco.

Lo primero que había que hacer buscar el nombre, que fuese católico, pero a la vez que encajase con un estilo llamativo y elegante. Y apareció la palabra adecuada: PORTASANTA

Después se puso en contacto con su amigo Javier PibeNecesitaba un socio que tuviera sus mismos ideales y creyese en el proyecto y que además tuviera dotes de creatividad y de diseño. Javier aceptó al momento y comenzó a diseñar las prendas de ropa que ahora se pueden comprar en su web.

Felicitamos a los jóvenes por esta magnífica iniciativa lo primero, por el deseo de agradar a Dios y difundir la fe entre los jóvenes. Y lo segundo por su atractivo diseño juvenil, pero un corte clásico y elegante.

Defendamos las buenas causas, pero sobretodo tengamos rectitud de intención buscando ante todo agradar a Dios y no poner el afán en las cosas externas sino en la pureza de intención,