Impactante testimonio en la Guerra Civil española. Tres enfermeras católicas fueron violadas y asesinadas por odio a la fe y muy pronto serán proclamadas beatas.

Heroica muerte de Pilar contada por su sobrino

Tras ser fusilada «Mi tía no murió al instante, se incorporó y dijo: “No estoy muerta del todo. ¡Viva Cristo Rey!” y una miliciana se acercó y la remató», impactantes palabras del sobrino de una de las futuras beatas, promotor de la causa de las tres mártires y presidente de la Fundación Mártires de Astorga –formado por Manuel, sus cinco hermanos y los sucesivos obispos de Astorga–.

El crimen que hicieron las 3 muchachas fue pertenecer a las Hijas de María, de las Conferencias de San Vicente de Paúl, y de Acción Católica. Su testimonio cristiano les hizo entregarse a los heridos de la Guerra Civil española en el mismo campo de batalla. «Pilar fue la pionera en la entrega y la que animó a las demás a entregarse», afirma el promotor de la causa Manuel Gullón.

El Papa Santo Padre firmó el decreto para su beatificación hace tres meses, aunque todavía no hay fecha para la ceremonia. Les pedimos oraciones para que sea lo antes posible y por el fruto espiritual de la beatificación.

NO SE PIERDAN EL VÍDEO PARA CONOCER MÁS A LAS FUTURAS BEATAS