Katy Perry escogió el monasterio del Sagrado Corazón de María en Los Ángeles para adquirirlo por 11,5 millones de euros y vivir en él. Las religiosas que viven allíno están dispuesta a abandonar el lugar. Desde entonces, la cantante ha bregado en una aguerrida lucha en los juzgados por la casa.

Recientemente una de las monjas que fueron desalojadas de su convento acusan a la cantante de ser responsable de la muerte de la Hna Catherine Rose Holzman por el disgusto que le dio. «Realmente no me gustaba Katy Perry.  y tiene «las manos manchadas de sangre».

Aunque esta en inglés ofrecemos el vídeo por lo interesante del documento.