Un cura que impartía doctrina católica en la iglesia Nuestra Señora de la Soledad, en Irapuato, Guanajuato, fue llevado a prisión por abusar de una niña de chica de tan sólo 4 años de edad que se preparaba para la Primera Comunión.

El sacerdote, de 32 años, igualmente fue acusado por acosar a la niña a la que trataba de retener todo el día en su parroquia.

El sacerdote Luis Esteban “N” fue detenido recientemente bajo la acusación de violar y corromper a la niña. Tras lo cual se decretó prisión preventiva.

Recordemos las palabras del Papa contra el abuso de menores, un tema que la Iglesia lucha por combatir.