Los terroristas del Daesh aniquilaron brutalmente los campamentos católicos de región de Nínive, encima de Mosul. Más de 100.000 cristianos se vieron obligados a abandonar sus hogares. Una gran mayoría pudieron refugiarse cerca de la población de Erbil, salvando sus vidas que estuvieron realmente amenazadas.

El número de católicos continua descendiendo de forma alarmante en la zona, por lo que se puede decir que la religión católica está en verdadero peligro de desparecer. Es un hecho ya prácticamente inevitable, salvo un milagro. ¿Y qué pasará cuando esto suceda? Entonces será tarde y ya no habrá remedio.

LES ANIMAMOS A REZAR POR NUESTROS HERMANOS DE IRAK

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor,
mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre
sufren la persecución y discriminación
en Irak, Siria y tantos lugares del mundo.Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza
en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.
Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.
Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe en alegría y libertad.

Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz
interceda por ellos y les guíe por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos
aumente nuestro compromiso cristiano,
que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe.

Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad
sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad.
Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.

NO SE PIERDA EL VÍDEO