Los sacerdotes hoy en día están expuestos a grandes peligros, por eso es muy importante que recemos por su santidad y perseverancia. Ciertamente hay malos ejemplos, que hacen mucho ruido, pero que no reflejan la gran mayoría. Les animamos a rezar con fe por los sacerdotes de todo el mundo, especialmente los que se encuentran más tentados.

Oración para pedir la santidad de los sacerdotes

Oh Redentor Nuestro, acepta vivir en los sacerdotes, transfórmalos en Ti. Hazlos por tu gracia ministros de tu misericordia, obra a través suyo, y haz que, imitando fielmente tus virtudes, se revistan en todo de Ti, y actúen en Tu nombre y con la fuerza de tu Espíritu. Contempla, Señor Jesucristo, cuántos son todavía los que duermen en las tinieblas del error, cuántas son las ovejas que caminan al borde del precipicio. Dirige tu mirada a tantas y tantos pobres, hambrientos y débiles, que lloran en medio de su soledad. Vuelve Tú a nosotros por medio de tus sacerdotes. Muéstrate en ellos y, obrando a través suyo, recorre el mundo de nuevo, enseñando, perdonando, santificando y renovando los lazos de amor entre tu Corazón divino y nuestros pobres corazones. Amén.

Preces para pedir sacerdotes santos

V. Para conseguir el perdón de los pecados,
R. Señor, danos sacerdotes santos.

V. Para que no nos falte la Sagrada Eucaristía,
R. Señor, danos sacerdotes santos.

V. Para que prediquen a Cristo, y a éste crucificado,
R. Señor, danos sacerdotes santos.

V. Para que den testimonio de la Verdad,
R. Señor, danos sacerdotes santos.

V. Para que los niños conserven la Gracia,
R. Señor, danos sacerdotes santos.

V. Para que la juventud conozca y siga a Cristo,
R. Señor, danos sacerdotes santos.

V. Para que los mayores conformen sus vidas según la Ley de Dios,
R. Señor, danos sacerdotes santos.

V. Para que tengamos hogares cristianos,
R. Señor, danos sacerdotes santos.

V. Para que en nuestros pueblos se viva la unión y la caridad cristiana,
R. Señor, danos sacerdotes santos.

V. Para que los enfermos reciban los auxilios espirituales,
R. Señor, danos sacerdotes santos.

V. Para que nos acompañen a la hora de nuestra muerte, y ofrezcan la Santa Misa por nosotros,
R. Señor, danos sacerdotes santos.

Santa María, Madre de la Iglesia, Reina de los Apóstoles, alcánzanos del Señor muchos y santos sacerdotes. Así sea.

NOTICIA DESTACADA DEL MES

Guilles Bouhours el niño que, guiado por la Virgen, reveló al Papa el dogma de la Asunción

También te puede interesar...

Artículo anteriorLa grandísima locura de los bautizos y primeras comuniones laicos
Artículo siguienteFanáticos cristianos ven en el incendio del Amazonas el inicio del Apocalipsis
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica