La Iglesia Católica sigue siendo cruelmente perseguida y masacrada en diferentes partes del mundo, lo que pasa es que los gobiernos y los medios de comunicación no suelen denunciar estas siniestras realidades y la gente tiene la sensación de que el problema, aunque existe, no está grave.

Aunque cuando se escarba un poco nos encontramos con datos muy preocupantes. Por ejemplo Corea del Norte es el lugar del mundo donde con más severidad se persigue a los seguidores de Jesucristo, según informa el grupo estadounidenses Open Doors, tanto en cantidad como en calidad.

Los dirigentes comunistas de Corea niegan estas graves violaciones de los derechos humanos, aunque a través de imágenes obtenidas vía satélite se ha podido comprobar recientemente que existen varios campos de concentración en el país donde van los cristianos, por el solo hecho de serlo y los disidentes con el régimen.

Algunos personas lograron escapar de estos infiernos en vida y contaron el testimonio de que la mayoría de presos son por motivos de religión, por confesar a Cristo o simplemente por tener una Biblia, apertura a la fe que consideran peligrosa.

David Curry, presidente de Open Doors en Estados Unidos, destaca que “hay 245 millones de cristianos que viven en áreas de extrema o alta persecución. En este momento, hay más de 60 mil cristianos en campos de trabajo forzados en Corea del Norte. Mucha gente no sabe esto”, reveló Curry.

Lo peor de todo es que en próximos años la previsión es mucho peor y se calcula que más de 100.000 personas estarán encerradas en esos horribles campos de concentración.