La violencia extrama de Boko Haram, un grupo fundamentalista mahometano, no tiene limites, pues recientemente los fanáticos de Alá mutilaron las orejas a madres cristianas al tomar su ciudad.

La prensa local anuncia que Boko Haram tomó al asalto la aldea cristiana de Kalagari en la parte alta de Camerún, capturando a 8 mujeres como rehenes y les amputó las orejas poco antes de dejarlas en libertad.

El grupo sanguinario ha sembrado el terror en las comunidades cristianas en Nigeria durante los últimos 10 años  y ahora se ha quebrado esparciendo su violencia también en Níger y Chad.

IMAGÉNES MUY IMPACTANTES