El Arzobispo de Filadelfia (EEUU), Mons. Charles Chaput, ya advirtió hace unos meses que dar de comulgar a los evangélicos como quieren varios prelados alemanes constituiría un gran ataque a la doctrina eucarística.  “La esencia de la propuesta es que habría un compartir en la santa comunión, incluso cuando no hay una verdadera unidad de Iglesia”. La intención de los prelados alemanes, afirmó en su momento, “hiere al corazón mismo de la verdad de la Eucaristía, porque por su propia naturaleza, la Eucaristía es el cuerpo de Cristo”.

Recientemente en esa misma línea se manifestó el Cardenal Woelki. En una larga conversación con la Revista Palabra, arzobispo de Colonia, reflexiona sobre la actualidad de la Iglesia en Alemania y sobre el polémico tema de que los protestantes puedan recibir la comunión.

Para el Cardenal dar comunión a protestantes es una gran falta de respeto y no un buen signo ecuménico. Mons. cree que impartir la Sagrada Comunión a cónyuges protestantes por el mero hecho de que ellos lo pidan es no tomarse en serio las convicciones católicas.

LEA LA ENTREVISTA COMPLETA EN INFOCATÓLICA