El satanismo, tiene una gran difusión entre los jóvenes a través de Internet y de los anuncios de televisión, algunos de ellos cada vez más descarados y explícitos en donde muestran escenas de adoración al mismo satán y sus perversos ritos.

La publicidad satanista se ha sabido adaptar a los tiempos estando presentes un buen número de digitales en donde se difunde el contenido de sectas satánicas o de satanistas de manera individual. Para propagar su perversa ideología suelen crear grupos virtuales de “gente muy fanatizada por el satanismo y con mucha facilidad de persuasión.

Se han analizado diferentes newsgroup, o grupos del mail plenamente consagrados al satanismo. Gracias a esta plataforma los subscriptotres pueden acceder a un escaparate virtual, posibilitando que internautas satanistas puedan comunicarse con ellos, con el consiguiente peligro que tiene, especialmente si los subscriptotes son menores de edad.

Los actos ilegales se dan más en los chat, donde se conversa en tiempo real y en los newsgroups, donde el control lógicamente es mucho más complicado.

La Iglesia nos recuerda que la idolatría no se refiere sólo a los cultos falsos del paganismo. Es una tentación constante de la fe. Consiste en divinizar lo que no es Dios. Hay idolatría desde el momento en que el hombre honra y reverencia a una criatura en lugar de Dios. Trátese de dioses o de demonios (por ejemplo, el satanismo), de poder, de placer, de la raza, de los antepasados, del Estado, del dinero, etc. “No podéis servir a Dios y al dinero”, dice Jesús (Mt 6,24). Numerosos mártires han muerto por no adorar a “la Bestia”, negándose incluso a simular su culto. La idolatría rechaza el único Señorío de Dios; es, por tanto, incompatible con la comunión divina.

IMÁGENES DE ANUNCIOS DONDE APARECE EL SATANISMO EXPLÍCITO