Muchos católicos siguen perseguidos en el mundo por su fe, configurándose con Cristo crucificado, que proclamó bienaventurados a los que sufren persecución por su nombre. En según que países convertirse al cristianismo puede implicar jugarte la vida. Una niña de Vietnam de solamente 6 años de edad fue salvajemente agredida por la conversión de toda su familia a la fe católica, lo que pudo costarle la vida, aunque le ha dejado gravísimas secuelas.

La familia fue violentada duramente golpearon. La más perjudicada fue la niña pequeña de 6 años que estuvo en coma e inconsciente  durante un mes. La niña volvió a recuperar la conciencia pero debido al trauma no recuerda nada y no es capaz de reconocer el lugar donde vive.

Los laicos perseguidos se configuran con Cristo

“Los laicos, consagrados a Cristo y ungidos por el Espíritu Santo, están maravillosamente llamados y preparados para producir siempre los frutos más abundantes del Espíritu sobretodo en los momentos de persecución. En efecto, todas sus obras, oraciones, tareas apostólicas, la vida conyugal y familiar, el trabajo diario, el descanso espiritual y corporal, si se realizan en el Espíritu, incluso las molestias de la vida, si se llevan con paciencia, todo ello se convierte en sacrificios espirituales agradables a Dios por Jesucristo, especialmente la persecución.

También te puede interesar...

Artículo anteriorBoko Haram corta orejas a 8 mujeres cristianas en Camerún
Artículo siguienteJoven protestante ex católico acusa al P. Luis Toro de no ser sacerdote DEFIÉNDALO
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica