El pastor africano murió después de estar 30 días rezando sin tomar nada sólido ni líquido. Su cadáver fue encontrado por un ciudadano que pasaba cerca de la zona.

El señor de 44 años, llamado Alfred Ndlovu, abandonó su hogar en Sudáfrica para iniciar un camino ascético de 40 días y 40 noches de ayuno, tal como dice la Sagrada Escritura que hizo Nuestro Señor, antes de iniciar su ministerio público.

“La fe mueve montañas”, anunció a sus feligreses al comunicar su decisión de hacer este sacrificio extremo que le ha costado la vida.

Su familia bendijo la aventura del pastor, ya que era alguien de aspecto saludable y un espléndido estado de forma. Un señor, que paseaba por la zona avisó a la Policía. Tras reconocer el cadáver avisaron a su familia y a la comunidad, que quedaron consternados por la pérdida de alguien tan querido.

RECUERDEN QUE SOLO LOS SANTOS CATÓLICOS CONSIGUIERON ESTAR GRANDES PERÍODOS DE TIEMPO SIN COMER Y BEBER, A IMITACIÓN DE CRISTO. DE HECHO HA HABIDO SANTOS QUE HAN ESTADO AÑOS VIVIENDO SOLO DE LA EUCARISTÍA