Hace un tiempo estuvo de moda la absurda actividad de cazar Pokémon. La noticia es que ese hecho delirante llegó a la misma plaza de San Pedro del Vaticano y al mismo balcón del Papa. Aunque ni que decir tiene que es una realidad virtual y en esto no tuvo nada que ver la Iglesia, que no pudo evitar que los creadores de este aberrante juego pusieran pokémon en la Plaza de San Pedro.

NO SE PIERDA EL VÍDEO QUE MUESTRA LO ABSURDO DE LA MODERNIDAD