Dan Reehil, sacerdote de St. Edward Catholic School, prohibió en la biblioteca escolar los libros de Harry Potter ya que, según él, contienen hechizos reales y puede hacerle daño a la gente.

NO SE PIERDAN EL VÍDEO