Mons. Georg Gänswein, Arzobispo Prefecto de la Casa Pontificia y secretario privado del pontífice emérito, ha afirmado que «el papa Benedicto quiere mucho a la Iglesia en Alemania, y por eso le duele lo que allí ocurre».  Mons. Gänswein recuerda que Benedicto XVI ya avisó de manera profética de lo que podría suceder en la Iglesia alemana, pero no encuentra consuelo en la confirmación de su visión profética. Su único consuelo, afirma el arzobispo, es la oración por la Iglesia en Alemania.

Ya como Papa había hablado de eclipse de Dios. NO SE PIERDAN SUS PALABRAS.

 

También te puede interesar...

Artículo anteriorNo deje a sus hijos con extraños
Artículo siguienteSanta Teresa sufría mucho por los luteranos, a los que llamaba desventurada secta
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica