Bernardo Rembort (1689-1783)

Se burlarán de Dios porque se creerán todopoderosos.

Sobre el Castigo:

Se puede escapar a muchas pruebas rezando al padre de la Misericordia y a Jesucristo, a quien es Honor y toda Gloria.

Las gentes se ríen de mi diciendo que soy un pobre ‘spielmann’(juglar).

Pero vendrá el tiempo en que mis palabras se cumplirán.

Los hombres serán ingeniosos para hacer cosas maravillosas y llegarán a olvidar a Dios; se burlarán de Él porque se creerán todopoderosos a causa de sus carruajes que recorrerán el mundo sin ser arrastrados por caballos, de suerte que se calcularán las distancias a vuelo de pájaro.

Su orgullo los llevará a reírse de los signos del cielo y no los tomarán en consideración.

Un hombre surgirá y despertará al mundo dormido, golpeando con voz fuerte a los orgullosos y destruyendo los sabios.

Y porque el orgullo y la voluptuosidad y las modas lujosas son tan grandes, Dios castigará al mundo.

Lloverá veneno sobre las cosechas, lo que traerá gran hambre en los países, al punto que miles y miles de personas atravesarán el océano en busca de patrias más dulces.

Los hombres imitarán a los pájaros; querrán volar como ellos, pero Dios confundirá su suficiencia como a Babilonia.

Yo veo también la muerte de los profanadores sacrílegos y la ruina de los reyes.

Tendrán un castigo tan severo por haberse atrevido en su insolencia a atacar a Dios y haber creído en su pobre inteligencia que podrían romper los designios de Dios Todopoderoso.

Porque llevando el nombre de Dios sobre los labios, escondían al diablo en su corazón” (S. M. Mirakles).

También te puede interesar...

Artículo anteriorEl Padre Luis Toro CENSURADO en Los Ángeles, EEUU
Artículo siguienteIMPRESIONANTE ¿Cómo se prepara un mártir para morir? (conozca las horas previas)
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica