Una triste noticia, pues Irlanda del Norte era uno de los pocos bastiones católicos que quedaban. El nuevo orden mundial impone su agenda anticristiana en la mayoría de países del mundo. Países como Polonia y Hungría aún resisten.

La legislación británica que liberaliza el aborto y permite los matrimonios entre personas del mismo sexo comenzará a aplicarse en Irlanda del Norte a partir del próximo año, al haber incumplido hoy la Asamblea autónoma de esa región el plazo máximo para paralizar la reforma.

NO SE PIERDAN LA TRISTE NOTICIA DEL REFERENDUM DEL ABORTO HACE UN AÑO QUE HOY SE CONVIERTE EN UNA REALIDAD