Clotilde era vecina de la localidad valenciana de Bicorp y era voluntaria de la Cáritas parroquial de su población. Hasta hace unos días seguía realizando la visita a enfermos y ayudando en la recogida de ropa usada para personas pobres. Poseía “una salud y vitalidad envidiables”, según su hija.

Clotilde ha sido un ejemplo para muchos, y su testimonio no ha pasado inadvertido. El Rey Felipe VI, al celebrar su quinto aniversario como monarca el pasado junio, le otorgó la medalla al Mérito Civil.  Clotilde tenía dos hijos, cinco nietos y seis bisnietos. A pesar de su edad protestaba porque “no me dejan hacer casi nada ya, sólo estar allí”, según explicaba en el semanario diocesano PARAULA. A pesar de todo, seguía ayudando a recoger ropa usada, a recaudar fondos, y visitaba enfermos, a los que “transmito siempre alegría, cuento chistes, y trato de darles esperanza”.

También te puede interesar...

Artículo anteriorCatólicos arrojan al Tiber el ídolo de la Pachamama
Artículo siguienteEn Irlanda del Norte el aborto será libre y los gays podrán contraer matrimonio
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica