María-Julia Jahenny “La tierra se convertirá en un enorme cementerio; los cadáveres de los enemigos de Dios y de los justos cubrirán la tierra; para los que queden vivos vendrá el hambre…

Los tres días de oscuridad han sido profetizados por muchos santos incluyendo a Anna María Taigi, al Padre Pío de Pietrelcina y a Maria-Julia Jahenny. María-Julia anunció tres días de oscuridad durante los cuales los poderes infernales serán soltados y ejecutarán a todos los enemigos de Nuestro Señor Jesucristo. “La crisis vendrá de repente, los castigos serán repartidos en todos y se sucederán uno tras otro sin interrupción……” 4 de enero de 1884. Los tres días de oscuridad serán en JUEVES, VIERNES Y SÁBADO. Días del Sagrado Sacramento, de la Santa Cruz y de la Santísima Virgen……. Tres días menos una noche truenos y centellas herirán a los que no tienen Fe y, los que no confían en Mi Poder, morirán de miedo.

“Durante estos tres días de terrorífica oscuridad, ninguna ventana deberá abrirse, porque nadie deberá ver la tierra y el horrible color del aire durante esos días, pues serían muertos al instante” “El cielo se incendiará, la tierra se abrirá…durante estos tres días de oscuridad debéis encender las velas benditas para encender vuestras habitaciones, ninguna otra luz brillará…” “Nadie que esté fuera sin refugio sobrevivirá, la tierra se estremecerá y el miedo será grande.

Sí, nosotros escucharemos a quieres recen por sus amigos y NINGUNO DE ELLOS PERECERÁ. Porque necesitaremos de ellos para proclamar la Gloria de la Cruz…” 8 de diciembre de 1882. “SOLAMENTE LAS VELAS DE CERA BENDITAS DARÁN LUZ durante esta horrorosa oscuridad. UNA SOLA VELA será suficiente para esas noches infernales… En las casas de los malos y los blasfemos incluso estas velas benditas NO DARÁN LUZ” Y nuestra Señora asentó: “Todo se conmoverá excepto los muebles donde estén encendidas las velas benditas. Vosotros debéis portar el Crucifijo o estar junto a mi imagen bendita, esto os protegerá del terror….”

Durante la oscuridad los demonios y los malos adquirirán las espantosas figuras…

Nubes color sangre recorrerán el firmamento. La tierra será golpeada por estruendos y los cielos se cubrirán de siniestras luces fuera de estación. La tierra será movida en sus cimientos. Los mares se levantarán e inmensas olas; recorrerán los continentes…

Toda la tierra parecerá un enorme cementerio. Los cuerpos de los malvados y los de los justos cubrirán los campos. Tres cuartas partes de la población del mundo serán destruidas….”

También te puede interesar...

Artículo anteriorSacerdote casa por error a padrino y dama de honor tras confusión en sacristía
Artículo siguienteQuemar a los muertos es algo luciferino
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica