La Hna. Agnes Holtz, C.F.R. hizo del tenis el centro de su vida. En la universidad todo giraba en torno al deporte y las fiestas, hasta que una lesión en la rodilla le obligó a regresar a su casa, con la sensación de que todo le era arrebatado. Esta situación le permitió acercarse a Dios, pero rechazaba la Iglesia católica a causa de muchas ideas protestantes que la confundían. Pero las oraciones de sus padres y el impacto que produjo en ella ver un documental sobre milagros eucarísticos, hizo que empezase su viaje de vuelta a la Iglesia católica y descubrir que Dios la llamaba a una misión especial.

También te puede interesar...

Artículo anteriorJavier Navascués entrevista a Álex Rosal, director de Religión en Libertad
Artículo siguienteINCREÍBLE Pastor protestante se hace católico y le sigue toda su Iglesia
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica