Ante la moda de la cremación –de raíces panteístas, naturalistas o nihilistas- la Iglesia nos recuerda que enterrar a los muertos es una forma de afirmar nuestra fe en la “resurrección de la carne”. «La sepultura es un recordatorio de nuestro Catecismo y de nuestro Credo. Los cristianos sepultamos a los muertos porque creemos en que nuestro cuerpo habrá de resucitar en el Día del Juicio Final, cuando el Supremo Juez una nuestra alma a nuestro cuerpo glorioso.»

También te puede interesar...

Artículo anteriorLOS TRES DÍAS DE OSCURIDAD visiones de María-Julia Jahenn
Artículo siguiente¿Qué hacer si sorprendemos a nuestros hijos viendo pornografía?
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica