Una noticia muy triste para nuestro querido país mexicano, pues 3 turistas de esta nacionalidad han sido asesinados vilmente en Jordania. Encomendemos su alma a la Virgen de Guadalupe, para que interceda a Dios por ellos.

3 turistas naturales de México fueron acuchillados recientemente en las inmediaciones de las ruinas romanas de Gerasa, cerca de Ammán, uno de los más prestigiosos circuitos turísticos de Jordania. Los medios informaron de que las autoridades policiales ha detenido al agresor, que igualmente ocasionó heridas a un guía y un guardia de seguridad jordanos en el recinto arqueológico. Todos los heridos, entre los que la agencia estatal Petra incluye a una ciudadana suiza, fueron evacuados a un hospital con lesiones de distinta consideración que no hacen temer por su vida.

En un vídeo se muestra como una mujer pide ayuda en español. “¡Es un puñal, un puñal, una navaja!”, grita la turista mientras muestra a un hombre sentado con una gran mancha de sangre en el pecho. “¡Por favor, ayuda aquí a él!”. En otra escena, en medio de un caos de salpicaduras sangrientas, una mujer yace tendida en el suelo mientras otra persona tapona una gran herida en la espalda. A su alrededor, grupos de jordanos reclaman ayuda urgente y anuncian la rápida llegada de ambulancias.

Les pedimos oraciones por las víctimas del atentado.

Oración por las víctimas

Dios todopoderoso y eterno,

de infinita misericordia y bondad,

con el corazón apesadumbrado, acudimos a Ti.

Escucha nuestra oración,

ten misericordia de nosotros,

atiende las súplicas de quienes te invocan

en esta hora de tribulación y de prueba.

Te pedimos, Dios de la vida, por las víctimas

del ataque terrorista por su pronta recuperación.

Son hijos tuyos; son hermanos nuestros.

Nunca debían haber sido heridos en estas circunstancias.

Atiende nuestra oración, Dios de la salud,

sana a los heridos de este crimen.

Sana sus heridas, fortalece sus corazones,

llénalos de tu gracia y de tu paz.

Visita, Dios consolador,

a los familiares de las víctimas.

Son también inocentes.

Reviste con tu manto de misericordia y de amor

las llagas de su corazón y de su alma ateridos.

Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra,

Salud de los enfermos, Consoladora de los afligidos,

Reina de la Paz y de la familias.

Ruega por nosotros.

Amén