El Brasil de los 80 se convirtió en una tierra sin ley. El gobierno promovió la colonización de las regiones del interior del país, en la frontera con la Amazonía. Sin embargo su capacidad para garantizar el orden fue escasa. En la zona de Rondônia los grandes propietarios de terrenos abusaron de los minifundistas y de los indígenas sin temor a represalias. Ahí fue donde mandaron al misionero Ezequiel Ramin en 1984.

Tenía 31 años y pertenecía a congregación de los combonianos, fundados a mediados del siglo XIX. Ya en Italia, su país de origen, había demostrado un gran compromiso con los desfavorecidos. En Nápoles promovió una de las primeras manifestaciones pacíficas contra la Camorra.

También te puede interesar...

Artículo anteriorHace 6 meses ardió la catedral y ya hay mil millones para reconstruirla GLORIA A DIOS
Artículo siguienteAcusan a Dulce María de estar a favor del aborto
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica