El papa emérito Benedicto XVI era conocedor de que existía un «lobby gay» dentro de la Santa Sede, según afirma Ratzinger en ‘Últimas conversaciones’, un libro-entrevista con Peter Seewald. Es la primera vez en la que el papa emérito admite que existe el lobby gay dentro del Vaticano. En el informe secreto que encargó Benedicto XVI a los cardenales Julián HerranzJozef Tomko y Salvatore De Giorgi ya salió a la palestra este desgradable asunto.

En la obra, Ratzinger habla de las «turbulencias» de su paso por el papado, que le precipitaron hacia la renuncia, así como la «sorpresa» que supuso la elección de Bergoglio como sucesor de Pedro.

BENEDICTO YA SE HABÍA OPUESTO A LAS UNIONES HOMOSEXUALES

También te puede interesar...

Artículo anteriorFieles católicos acuden a limpiar Iglesias en Chile ante el salvajismo anticlerical
Artículo siguienteRadicales asesinan en Siria a sacerdote católico
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica