Estimado Santiago:

Yo a ti no te quito el «estimado» porque creo que te lo has ganado desde el momento que has revuelto las entrañas de una España que te necesita. Lo que si me voy a permitir es tutearte, nacimos en la misma década.

No voy a hablar de fascistas, ni de rojos, y tampoco lo haré de un feminismo absurdo que desde luego, no me representa en absoluto. Un feminismo que, curiosamente, anula por completo la parte más bonita que la madre naturaleza le otorgó a la mujer, la feminidad. Un feminismo excéntrico, que solamente denota un complejo de inferioridad que yo no tengo, y que todas ellas deberían analizar para licenciarse en el maravilloso mundo de la mujer.

España se muere Santiago… hemos vivido décadas en las que el terrorismo pintaba ríos de sangre por nuestras calles. Décadas de lucha por conseguir que todos esos malhechores terminaran entre rejas, aún a sabiendas de que sus encierros no iban a devolver la vida a las víctimas. Y cuando por fin parecía estar conseguido, aparece un grupo de seres poco humanos, con cara de malos y pensamientos aterradores, que no se sienten españoles, alguno de ellos puede que porque no lo es… y otros porque desprecian todo lo que no sea su propio ego.

Dan miedo Santiago, me dan miedo a mi y a muchísimos españoles que tenemos dentro de nuestro pecho un corazón que late por su patria, dan miedo porque desprenden veneno cuando abren la boca para hablar. Porque sus miradas están sumidas en el odio, en el desprecio y en la soberbia. Porque todo lo que dicen es producto de lo que sienten y porque son más dictadores que Aquél a quién quieren levantar de su tumba a base de alzar un puño sucio de mentira y de inquina.

España te necesita Santiago. Hazla resurgir!! Tu, y todos los que pisan hoy tus filas.
Porque sois valientes, porque habláis claro, porque para que os entendamos no necesitáis gritar. Porque defendéis una teoría de sociedad lógica, limpia y segura. Porque amáis vuestra bandera, la nuestra…
Porque no os tiembla el pulso para defender los valores que nuestros progenitores nos inculcaron, porque defendéis la vida y repudiais el desastre que provoca el poder.
Porque respetais los ideales que no compartis y no permitís la imposición de sus voces enfurecidas.
Porque tenéis el mismo miedo que yo y que tantos otros, de que nuestros hijos caigan en las garras del despropósito y el desdén. Porque queréis que seamos una España unida y libre y porque os unis al grito de VIVA ESPAÑA!!

España os necesita, España os aclama, España os espera. No tardéis, ayudadnos a volar alto y sacadnos de esta pesadilla que unos pocos se han empeñado en forjar.

España se muere Santiago, y con ella agonizamos los que creemos en ella. Te confío mi trocito de patria.
Por una España unida. Por un pueblo repleto de grandeza, por las generaciones venideras. Por quienes nos dejaron sus legados, por ti, por mi… VIVA ESPAÑA!!

El Correo de Madrid

También te puede interesar...

Artículo anteriorCUANDO ME MUERA por Andrés García-Carro
Artículo siguienteEl cardenal Brandmuller cree que los que tiraron las Pachamamas al Tíber son profetas de nuestro tiempo
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica