Tyler J. VanderWeele, profesor de epidemiología en la Universidad de Harvard, y el portavoz John Siniff, dijeron que ir a Misa con frecuencia es una “gran estímulo para mejorar de cuerpo y alma”, reduce considerablemente la posibilidad de sufrir cáncer y alarga en varios años la vida.

“Ir a Misa sería un medicamento que hace milagros”, afirma un trabajo encabezado por el doctor VanderWeele y que salió a la luz en la afamada revista de psiquiatría JAMA Psychiatry, de la Asociación Americana de Medicina.

¿Ir a Misa mejora la salud?

El trabajo llamado “Asociación entre asistencia a servicios religiosos y menores tasas de suicidio entre mujeres estadounidenses”, sentenció igualmente que “ir con frecuencia a Misa reduce considerablemente las estadísticas de suicidio”.

También te puede interesar...

Artículo anteriorGemelos con síndrome de Down conmueven con su vitalidad y alegría en redes
Artículo siguienteProvidas demandan al estado de Nueva York por polémica ley abortista
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica