El Papa Francisco ha comunicado que la Iglesia planea introducir en el catecismo “el pecado ecológico” ya que los comportamientos contra el medio ambiente son también contra “la casa común”.

El tema está generando gran polémica, especialmente entre los católicos tradicionales que consideran que hay asuntos más importantes que hacer esta concesión al ecologismo, en su mayoría de extrema izquierda.

La Iglesia planea introducir el pecado ecológico contra la casa común en el catecismo de la Iglesia católica porque es una obligación”, ha afirmado el Pontífice durante su discurso en el XX Congreso Internacional de la Asociación de Derecho Penal, que se celebra en Roma esta semana.

Así, ha señalado que el ecocidio se entiende como “la contaminación masiva del aire, de los recursos de tierra y agua, destrucción a gran escala de la flora y la fauna, y cualquier acción capaz de producir un desastre ecológico o destruir un ecosistema”.