Los exorcistas, que han solicitado el anonimato debido a la naturaleza de sus ministerios, citaron de manera particular la controversia que tuvo lugar durante el reciente Sínodo Pan-Amazónico, cuando las de la Pachamama, una diosa pagana adorada por los indígenas andinos, se incorporaron a varios eventos sinodales.

Declaración completa de los exorcistas

A la luz de los recientes acontecimientos relacionados con el ritual de la Pachamama en los Jardines del Vaticano, la posterior procesión del ídolo en San Pedro, así como la colocación de los ídolos en la iglesia de Santa María en Traspontina, recordamos las palabras de San Pablo ( 1 Corintios 10, 19-20), «¿Qué digo entonces? ¿Que lo sacrificado a los ídolos es algo? ¿O que el ídolo es algo? Eso no. Sin embargo, lo que sacrifican los paganos, a los demonios lo sacrifican y no a Dios. Y no quiero que vosotros entréis en comunión con los demonios».

Los Salmos (95,5) nos dicen que «los dioses de los pueblos son ídolos vanos, en cambio, el Señor hizo los cielos». Estos eventos traen a casa la realidad de que «no es nuestra lucha contra la sangre o la carne, sino contra los principados, las potestades, las dominaciones de este mundo de tinieblas, y contra los espíritus malignos que están en los aires» (Efesios 6,12. Estos eventos traen a casa la realidad de que estamos en una guerra espiritual y que la guerra está ocurriendo dentro de la propia Iglesia.

Por lo tanto, exhortamos a todos los católicos que reconocen el mal de dichos eventos a unirse a nosotros en un día de oración y penitencia el 6 de diciembre, con el propósito de expulsar cualquier influencia diabólica dentro de la Iglesia que se haya obtenido como resultado de estos eventos recientes, junto con cualquier otro evento.

Les pedimos a todos los que participan que hagan lo siguiente por esta intención:

1.) Rezar el rosario;

2.) Realizar alguna forma de penitencia, como ayuno, abstinencia y otras formas de mortificación;

3.) Ofrecer las oraciones al Sagrado Corazón, que se ofrecen a continuación.

Otros actos recomendados que alentamos a otros a hacer para esta intención es hacer una Hora Santa frente al Santísimo Sacramento y asistir a Misa ese día, ofreciendo los méritos de la Misa para esta intención.

Que la Divina Misericordia descanse sobre todos nosotros.

 

También te puede interesar...

Artículo anteriorMonjes franciscanos adoptan un perrito abandonado
Artículo siguienteSacerdote de la parroquia Santiago apóstol se pone a confesar en medio de la calle
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica