Muchos católicos fueron recientemente a la parroquia La Asunción en Santiago de Chile para acondicionar la parroquia ante los salvajes desperfectos.

Cuando había una nueva manifestación en Santiago, un grupo de radicales encapuchados forzó el ingreso de la parroquia La Asunción para robar los bacos, confesionarios e imágenes pías y montar unas barricadas.

Los valientes y abnegados feligreses limpiaron la iglesia y reconstruyeron como pudieron lo que se había destruido.

El párroco, P. Pedro Narbona, se mostró agradecido de corazón ante la respuesta generosa de los parroquianos.

VEAN EL VÍDEO TERRIBLE DE LAS BARRICADAS DE LOS IMPÍOS

También te puede interesar...

Artículo anteriorBolivia apuesta por el EVANGELIO y NO por la PACHAMAMA…Gloria a Dios!!!
Artículo siguienteBenedicto XVI desenmascara lobby homosexual en la Iglesia
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica